ARTE CONTEMPORANEO
Lucian Freud, el mayor artista contemporáneo, muere a los 88 años en Londres
(AFP) – hace 16 horas
LONDRES — El influyente artista británico Lucian Freud, fallecido en Londres a los 88 años, está considerado el más grande de los retratistas contemporáneos, con una dilatada carrera que desarrolló a lo largo de siete décadas.
"Lucian Freud, artista, nacido el 8 de diciembre de 1922 en Berlín, murió en calma la pasada noche (el miércoles) en su hogar en Londres", informó el jueves por la noche su abogada Diana Rawstrom en un comunicado. Citando a su galería neoyorquina, Acquavella Galleries, el periódico The New York Times dijo que Freud murió tras una corta enfermedad en su casa del barrio londinense de Notting Hill.
Nieto del psicoanalista Sigmund Freud, inventor del psicoanálisis que dio nuevos puntos de vista al comportamiento humano, Lucian Freud influyó también en la exploración del subconsciente a través de su arte. Hijo del arquitecto Ernst Freud, el menor de los hijos de Sigmund, el artista nació en Berlín en 1922, aunque se trasladó con su familia a Inglaterra cuando tenía diez años, para escapar del nazismo, y se convirtió en ciudadano británico en 1933.
Freud será recordado por sus obras de desnudos (mostrando, por ejemplo, el cuerpo del modelo masculino Leigh Bowery) y sus autorretrados, entre los que destaca uno en el que el pintor aparece como un hombre viejo desnudo portando un pincel a modo de arma.
Freud pintaba los cuerpos desnudos, imperfectos, en los que los órganos genitales ocupaban a menudo un lugar central sin que por lo tanto sus obras puedan considerarse pornográficas. Al artista le gustaba la provocación y no dejaba a nadie indiferente.
"Mi trabajo es puramente autobiográfico", aseguró en su día Freud. "Habla de mí y de mi entorno. Es una manera de tener un registro", añadió el artista, a quien no le gustaba trabajar con modelos profesionales. Al igual que hicieron otros monarcas antes que ella, la reina Isabel II de Inglaterra pidió a Freud que hiciera un retrato en 2001, posando para el artista en varias sesiones.
El resultado fue un retrato de primer plano de la reina bajo una pesada corona que fue calificado por muchos de sus fans como "feo" y descrito como una "farsa" por el diario sensacionalista The Sun. La reina no hizo comentario alguno de la obra. "Pinto a la gente", dijo Freud, "no por lo que son, no cómo son exactamente, sino cómo se encuentran".
Freud se convirtió en el artista vivo más caro del mundo. La obra 'Benefits supervisor sleeping' (1995), en la que representó a una mujer obesa tumbada completamente desnuda sobre un sofá, fue adquirido en 2008 por el millonario ruso Roman Abramovich por 33,6 millones de dólares. Rico, Lucian Freud vivía de manera austera y simple, en una casa con jardín situada de Nothing Hill, en la que instaló su taller en el primer piso.
"Freud pinta muy lentamente. A veces necesita dos o tres años para acabar una obra", recordó Cécile Debray, comisaria de la exposición organizada el pasado año en el centro Georges Pompidou en París. Freud estudió en el London's Central School of Art and Goldsmiths College, y su carrera se vio interrumpida cuando trabajó como marino mercante en 1941.
En sus inicios, flirteó con el surrealismo, pero su pintura fue derivando cada vez más hacia el arte del retrato, a partir de los años 1950. A pesar de su amplia carrera artística, el joven Freud fue un vividor, frecuentando a mediados del siglo pasado los ambientes bohemios de Londres con el pintor irlandés Francis Bacon, trece años mayor que él y que influyó decisivamente en su arte, a pesar de que ambos se dejaron de hablar en los años 1970.
Freud, al que no le gustaba los inconvenientes de vivir en familia, pasó sólo los últimos años de su vida, recluido en su casa, tras haber estado casado dos veces, compartido su vida posteriormente con varias parejas y haber tenido una decena de hijos, aunque algunos aseguran que fueron muchos más.
El director de la Tate Gallery, Nicholas Serota, rindió homenaje al artista este jueves: " La vitalidad de sus desnudos, la intensidad de sus naturalezas muertas y la presencia de sus retratos de familiares y amigos otorgan a Lucian Freud un lugar único en el panteón del arte del siglo XX". "Sus pinturas iniciales redefinieron el arte británico y sus últimas obras pueden compararse a la de los grandes pintores retratistas de cualquier época", agregó

Lucian Freud, el mayor artista contemporáneo, muere a los 88 años en Londres
(AFP) – hace 16 horas
LONDRES — El influyente artista británico Lucian Freud, fallecido en Londres a los 88 años, está considerado el más grande de los retratistas contemporáneos, con una dilatada carrera que desarrolló a lo largo de siete décadas.
"Lucian Freud, artista, nacido el 8 de diciembre de 1922 en Berlín, murió en calma la pasada noche (el miércoles) en su hogar en Londres", informó el jueves por la noche su abogada Diana Rawstrom en un comunicado. Citando a su galería neoyorquina, Acquavella Galleries, el periódico The New York Times dijo que Freud murió tras una corta enfermedad en su casa del barrio londinense de Notting Hill.
Nieto del psicoanalista Sigmund Freud, inventor del psicoanálisis que dio nuevos puntos de vista al comportamiento humano, Lucian Freud influyó también en la exploración del subconsciente a través de su arte. Hijo del arquitecto Ernst Freud, el menor de los hijos de Sigmund, el artista nació en Berlín en 1922, aunque se trasladó con su familia a Inglaterra cuando tenía diez años, para escapar del nazismo, y se convirtió en ciudadano británico en 1933.
Freud será recordado por sus obras de desnudos (mostrando, por ejemplo, el cuerpo del modelo masculino Leigh Bowery) y sus autorretrados, entre los que destaca uno en el que el pintor aparece como un hombre viejo desnudo portando un pincel a modo de arma.
Freud pintaba los cuerpos desnudos, imperfectos, en los que los órganos genitales ocupaban a menudo un lugar central sin que por lo tanto sus obras puedan considerarse pornográficas. Al artista le gustaba la provocación y no dejaba a nadie indiferente.
"Mi trabajo es puramente autobiográfico", aseguró en su día Freud. "Habla de mí y de mi entorno. Es una manera de tener un registro", añadió el artista, a quien no le gustaba trabajar con modelos profesionales. Al igual que hicieron otros monarcas antes que ella, la reina Isabel II de Inglaterra pidió a Freud que hiciera un retrato en 2001, posando para el artista en varias sesiones.
El resultado fue un retrato de primer plano de la reina bajo una pesada corona que fue calificado por muchos de sus fans como "feo" y descrito como una "farsa" por el diario sensacionalista The Sun. La reina no hizo comentario alguno de la obra. "Pinto a la gente", dijo Freud, "no por lo que son, no cómo son exactamente, sino cómo se encuentran".
Freud se convirtió en el artista vivo más caro del mundo. La obra 'Benefits supervisor sleeping' (1995), en la que representó a una mujer obesa tumbada completamente desnuda sobre un sofá, fue adquirido en 2008 por el millonario ruso Roman Abramovich por 33,6 millones de dólares. Rico, Lucian Freud vivía de manera austera y simple, en una casa con jardín situada de Nothing Hill, en la que instaló su taller en el primer piso.
"Freud pinta muy lentamente. A veces necesita dos o tres años para acabar una obra", recordó Cécile Debray, comisaria de la exposición organizada el pasado año en el centro Georges Pompidou en París. Freud estudió en el London's Central School of Art and Goldsmiths College, y su carrera se vio interrumpida cuando trabajó como marino mercante en 1941.
En sus inicios, flirteó con el surrealismo, pero su pintura fue derivando cada vez más hacia el arte del retrato, a partir de los años 1950. A pesar de su amplia carrera artística, el joven Freud fue un vividor, frecuentando a mediados del siglo pasado los ambientes bohemios de Londres con el pintor irlandés Francis Bacon, trece años mayor que él y que influyó decisivamente en su arte, a pesar de que ambos se dejaron de hablar en los años 1970.
Freud, al que no le gustaba los inconvenientes de vivir en familia, pasó sólo los últimos años de su vida, recluido en su casa, tras haber estado casado dos veces, compartido su vida posteriormente con varias parejas y haber tenido una decena de hijos, aunque algunos aseguran que fueron muchos más.
El director de la Tate Gallery, Nicholas Serota, rindió homenaje al artista este jueves: " La vitalidad de sus desnudos, la intensidad de sus naturalezas muertas y la presencia de sus retratos de familiares y amigos otorgan a Lucian Freud un lugar único en el panteón del arte del siglo XX". "Sus pinturas iniciales redefinieron el arte británico y sus últimas obras pueden compararse a la de los grandes pintores retratistas de cualquier época", agregó